www.moncenebista.blogspot.com                                                            www.moncenebista.blogspot.com

dijous, 1 de setembre de 2011

Otra junta directiva, tan terrorífica como la del CN Barcelona de Sebastià Millans, Susana Closa, Joan Vallvé ...

Cualquier parecido con la actual Junta Directiva del CN Barcelona,
presidido por Sebastià Millans, es pura coincidencia
(Clica para ampliar)

dimecres, 31 d’agost de 2011

Francisco Bañeres, socio del CN Barcelona (club denunciado por fraudes laborales y fiscales): "Si hay más 'casos Millet' ya los investigaremos"

Clica para ampliar
El fiscal jefe de asuntos económicos del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, Francisco Bañeres Santos (Tortosa, 1959), ha vivido unos meses agitados al ser el fiscal responsable del mediático caso Millet.

Su padre era secretario  judicial y él es un defensor    de la función pública. Recela hablar de los asuntos que lleva entre manos y asegura que hay acumulados cerca de 500 presuntos delitos económicos sin sentencia por la lentitud del sistema.

¿Hay todavía más por aflorar en la investigación por el desvío de fondos del Palau de la Música?
La investigación, que inició el fiscal Emilio Sánchez y yo continué, todavía está en marcha y no sabemos la deriva. Las cantidades sustraídas sin justificación oscilan sobre los 20 millones de euros.

¿Está satisfecho de cómo avanza el caso?
Los fiscales no estamos ni contentos ni descontentos, hacemos nuestro trabajo y cuando nos parece mal ejercemos recurso.

Pero usted presentó un recurso contra la decisión del juez de que Fèlix Millet quedara en libertad...
Nosotros creíamos que procedía la adopción de cárcel provisional. El juez no lo acordó, nosotros recurrimos y se desestimó. No siempre se nos da la razón.

Fraude fiscal en 
el CN Barcelona
(documentado)
¿Se les escapan muchos malos?
A veces sí. Pero a veces no se trata de que se escapen o no. Lo que ocurre es que el proceso penal necesitaría una adaptación a este tipo de delitos más sofisticados y complejos para abreviar la fase de instrucción.

¿Por qué casos como el de Hacienda o Grand Tibidabo se juzgan tantos años después?
Este tipo de casos pasan muchos años en el Juzgado de instrucción. La razón es que en el marco de la instrucción hay un régimen de recursos muy permisivo, de manera que se puede recurrir cualquier cosa aunque sea de poca trascendencia. Estaría bien descargar a los juzgados de instrucción creando juzgados especializados en asuntos económicos y complejos, como delitos informáticos.

¿Hay más casos Millet en Catalunya?
Si los hay ya los investigaremos, pero no le puedo decir.

¿Cómo se enteran de los delitos?
En la mayoría de las ocasiones los detecta la propia Agencia Tributaria. A veces, personas relacionadas con las empresas que cometen delitos lo denuncian. Otras veces es la propia policía.

¿Reciben anónimos?
Nos llegan muchas denuncias anónimas, pero hay que tener un cierto recelo. La Fiscalía General no las prohibe, pero pide cautela.

¿Le llegaron anónimos en el caso Millet?
Nos llegó alguna denuncia anónima, pero no concretaba. Tan sólo decía que se estaban llevando el dinero en el Palau. Era muy genérico. Fue Hacienda quien descubrió la trama por los movimientos de billetes de 500 euros.

¿Cuáles son los delitos más comunes en la sección de la Fiscalía que usted coordina?
Fraude a la Hacienda pública, administraciones desleales, quiebras fraudulentas, alzamientos de bienes, insolvencias punibles...

¿Cuántos casos tienen por resolver?
Actualmente hay alrededor de 500 presuntos delitos económicos sin sentencia. En el servicio de delitos económicos entraron el año pasado 97 casos nuevos y tan sólo se dictaron 45 sentencias. Debería resolverse el mismo número de casos que entran.

¿Con la crisis aumentan los delitos económicos?
En periodos de crisis se incrementan los alzamientos de bienes y las estafas. Muchos empresarios que tienen necesidad de financiación pueden recurrir a métodos poco ortodoxos o a personas poca escrupulosas. Pero los delitos que se están cometiendo ahora tardarán meses en llegar a Fiscalía. De momento, no hemos percibido un incremento significativo.

¿Qué le diría a los empresarios que piensan en delinquir?
Que les quede claro que ahora Hacienda sabe mucho y han mejorado los mecanismos de detección de fraude fiscal.

Una unidad creada en 1993 para perseguir el fraude
Francisco Bañeres siempre tuvo vocación de trabajar en la justicia. Estudió Derecho en la Universitat de Barcelona y, tras aprobar las oposiciones a fiscal, fue destinado a Las Palmas de Gran Canarias. En el año 1993, Carlos Jiménez Villarejo, quien fue fiscal jefe de la Audiencia de Barcelona, detectó un aumento de los casos de delitos económicos y decidió crear una sección en la Fiscalía dedicada a estos asuntos.

Bañeres se incorporó a esta unidad en 1995. Era la época de casos como el de Planasdemunt o el de Bertrán de Caralt. Esta unidad fue la que inspiró posteriormente la creación de la Fiscalía Anticorrupción, que estuvo también liderada por Jiménez Villarejo.

Clica para ver la fuente original (09-02-2010)

dilluns, 29 d’agost de 2011

Hisenda no som tots: falta el Club Natació Barcelona de Sebastià Millans, Joan Vallvé, Susana Closa, ...

En la imatge del vídeo: Francisco Bañeres, soci del CN Barcelona
i fiscal de delictes econòmics de l'Audiència Provincial de Barcelona


¿SABíAS QUE ... el ex-vicepresidente primero del CN Barcelona, el turronero Federico Moncunill Gallo, aparece citado en la documentación del corrupto Caso Brugal, según puedes leer en El País?

Morositat de Sebastià Millans,
ex-president del Club Natació Barcelona
(Clica AQUÍ per a llegir l'article sencer)

Clica la imatge per engrandir-la

¿Y SABíAS ADEMÁS QUE ... el ex-vicepresidente económico del CN Barcelona, Pere Meseguer Miranda, ya directivo cenebista en el año 1970, fue uno de los 25 imputados judicialmente en el escándalo financiero —Caso Banca Catalana— que sacudió a la sociedad catalana en la década de los ochenta?

Creative Commons License
Free counter and web stats

 
Blavor, l'himne del CN Barcelona (any 1975) Blavor, amb el baríton Marcos Redondo (any 1932)